TENEMOS DERECHO A NO MIGRAR

Foto: sil-pinta-con-hilos.blogspot.com

Por Cecilia Marticorena
Especial Boletín El Daltoniano
Noticias sobre la resistencia popular y las juventudes

¿Éxodo o exilio? Estos cuasi sinónimos se han hecho presentes en la historia de la humanidad desde los inicios de los tiempos.

Llámese imposición o necesidad, pero la persona humana se ha visto obligada a dejar su lecho para dirigirse a espacios diferentes por una gran diversidad de motivos; que trascienden en la vida emocional del hombre y la mujer.

La inestabilidad que producen los duelos por el abandono de lo que llamamos hogar han sido legados de generación en generación. Debe hacerse entonces una reseña sin tapujos de lo que esto significa, en convergencia con lo que ya sabemos.

En la antigüedad, el hambre hizo que el hombre y la mujer primitivos migraran hacia nuevas tierras, pareciendo que el nomadismo marcaría el destino de la humanidad. Andando el tiempo y la “civilización”, el novedoso fenómeno del poder hizo que algunas personas fueran sacadas de sus tierras y llevadas a la esclavitud y al abuso.

Este proceso se repite con constancia en todas las facetas de la historia humana. Puede hacerse mención de otros momentos del pasado en los que el hambre y el poder han movilizado inmensas masas de personas. Es de sumo interés marcar ahora algunos acontecimientos coyunturales en los que se reconoce la presencia de de estos factores coyunturales.

Nuevamente el hambre, condujo a las personas nacidas en Latinoamerica a dejar sus países y a buscar mejorar su vida y la de sus familias en tierras extrañas sobre todo en el norte de América; el poder, ha impulsado una Ley SB 1070 Antiinmigrante en el estado de Arizona en la que se permite expulsar a quien se encuentre de forma ilegal y además cataloga de terroristas a toda persona indocumentada, con la latente promesa que este decreto se extienda a otros estados de ese país.

En el contexto salvadoreño, el hambre permitió que muchos salvadoreños y salvadoreñas adquirieran una vivienda en una zona de riesgo, casas construidas so pretexto de responder a las necesidades habitacionales de una población en abrupto crecimiento en las últimas décadas. Por su parte, el poder llevó a unas mentes perversas a edificar la vida de las personas en lugares inadecuados a sabiendas del peligro de los mismos, y que ahora ha hecho que cientos de familias vean años de trabajo arrojados junto a sus viviendas en las populosamente llamadas “cárcavas”.

De aquí que es propio reivindicar la necesidad y el derecho humano a no migrar, a pertenecer.

Esta misma es la necesidad del que padece por los desastres mal llamados naturales, puesto que son producidos por el tratamiento que la humanidad hace del medio natural, y que debe emigrar a otro lugar para sobrevivir. También es la misma necesidad de aquella familia que debe alejarse de su residencia por la amenaza de una extorsión o por el crimen organizado.

En términos psicológicos; el duelo, conocido así por la separación dolorosa y permanente de una persona o del lugar donde se reside, no es fácilmente superable aunque forma parte de la vida del ser humano, especialmente de quienes nacen en El Salvador, convirtiéndose en un yugo que en las últimas décadas ha manifestado un repunte.

Así pensando, quedan abiertas y a la disposición del lector las siguientes preguntas:

¿La migración fue y será el destino de la humanidad?

¿La niñez reproducirá la migración hacia las nuevas

generaciones?

¿Esta preparándose a la juventud para afrontar con sabiduría las dificultades que han obligado a las personas a migrar?

Opine y decida usted.

  1. Reblogueó esto en Itzel Cruz.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: