¿Nadie va intimidar a El Salvador?

Iván Jimenez (texto y fotos)*
Hombres contra la violencia El Salvador
Boletín El Daltoniano

Ante la campaña que lanza el gobierno “nadie va a intimidar a El Salvador” y aparecen vallas publicitarias en mucho lugares me dije… cuanto nos costó a los que pagamos impuestos? de que valió ese descuento que me hacen en mi precario ingreso? cual es el mensaje que quieren dejarnos? y este $%$%#//$($/#”%” me está retando? a mi que he sido tan macho y pelionero? eso me hizo recordar mis dias en la calle, con mis vicios y prejuicios, mis pleitos, alcohol y drogas, hace mas o menos 10 años atras, este mensaje me hizo pensar mucho de lo que me estan diciendo, de lo que quieren que haga… señores de la publicidad, sr. presidente… esa no es forma de cambiar patrones de conductas aprendidas violentas, al contrario los delincuentes se siente retados a seguir, hay que dar propuestas de paz, llamados a hacer algo distinto con recursos, trabajar en compromisos conductuales, procesos de sensibilizacion y toma de conciencia, no es forma de re-educar a la poblacion para que denuncie, estoy convencido que con solo decir “No a la violencia” ésta se va a detener, estoy convencido que hay que accionar, hay que hacer algo y mucho mas, estamos muy claros que la violencia se va a detener cuando todos los sectores de este pais hagamos algo que no siga abonando mas el clima de violencia, pero no es asi, cada sector esta criticando a los demas, siendo ellos los mejores (a su criterio) y teniendo toda y la unica razon.

Otras vallas dicen que se repita a uno mismo no a la violencia, como si repetir una mentira se hace verdad, me lo puedo creer yo, pero seguira siendo mentira!!! Un llamado a los sectores que se oponen de verdad a la violencia, no se hará nada sectorizando o parcializando la violencia, erradicarla debe de llevarnos a trabajar unidos y unidas con propuestas verdaderas y sinceras, honestas y concensadas.

Otros estan en contra de las “rentas” y ponen a otros que no tienen mucho a gritar (haciendoles creer que estan protegidos), no estoy a favor de la “renta” pero si en contra de exponer a que asesinen a los mas pobres, eso ocurrió en esta colonia donde vivo, asesinaron a dos peluqueros jovenes en la entrada, a dos de una farmacia, al sr. del deposito, al que vino a dejar unos dias tambos de gas, al motorista parqueando en el taller mecanico, las mujeres de una funeraria, las niñas decapitadas… y puedo seguir haciendo mas grande la lista, eso solo en mi colonia en los ultimos meses, tres el fin de semana en la cancha atras de donde vivo (donde estan las carcavas) y que ya no aparecen en los periodicos ni noticieros, aqui vivimos presos, encerrados permanentemente, nuestros hijos e hijas no salen nada, y dicen los encargados que bajan los asesinatos, será que estan, como los anteriores, escondiendo datos? volvemos a pensamientos anteriores retrogrados? hay salida pero no actuando así.

Y pasan los policias y ejercito (que solo para cuentear mujeres sirven), buscando lo que ya saben y conocen, golpeando a mi amigo “El colocho” un joven que ayuda a la comunidad, botando basura, haciendo los mandados que uno tiene miedo de hacer (por el hecho de salir) que de vez en cuando se da los “toques” por que aqui no hay otra cosa que les dejan hacer a los jovenes, atropellando a los jovenes que se sientan en las gradas de esta casa a platicar, chistar y gritar.

No escribo a partir de estudios, estadisticas y ni academicismos, hablo de mi diario vivir, desde que me levanto hasta que me acuesto en esta colonia, que ya no quiere la violencia y debe de apreder a convivir con ella, la que pone los muertos y muertas, el miedo que nos mantiene, los excluidos, los marginados, los de afuera del sistema, los que no les interesamos a politicos y politicas, mucho menos al sector privado, a la derecha, abrazos si se pueden dar.

Les reto a tratar de quitarse la camisa como en la valla aqui en esta colonia, sin guardaespaldas, sin sus grandes carros (los que pierden rapido y nadie les dice nada), a decirles que nadie nos intimida aqui, cuando el miedo es lo que respiramos, a ver como les va? debo de ir otra ves al taller sobre le manejo del enojo!!! pero con estos no se puede, los que mandan, pué.


*Reproducimos íntegro el artículo publicado originalemente por el blog de Hombres Contra la Violencia (HCLV-El Salvador).

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: