Jóvenes sufren de abuso policial en El Salvador

Geovani Montalvo-TerceraInformación

Boletín El Daltoniano

Una golpiza “extremadamente violenta”, de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) contra un grupo de jóvenes que participaban en una actividad cultural, ha generado la indignación y repudio de organizaciones sociales de este país centroamericano.

El “abuso de autoridad” ya fue denunciado ante las autoridades correspondientes.

Fue la noche del viernes 17, cuando agentes policiales intervinieron en una “discusión” que tenían un grupo de jóvenes artistas que participaban de una actividad cultural, con supuestos pandilleros. Los policías arremetieron “con golpes y empujones” contra todos. Esto ocurrió en el marco de las fiestas patronales del municipio de Comasagua, en el departamento de La Libertad.

“Sin preguntar, vinieron con golpes y empujones” relataron las víctimas a Tercera Información, que pidieron la protección de sus identidades. Mientras ocurría esto, otros dos jóvenes de una emisora comunitaria, Radio Bálsamo, evidenciaban el hecho con la cámara digital de sus celulares, capturando imágenes y videos.

Al percatarse, los mismos agentes de la policía se dirigieron a ellos para “golpearlos y amenazarlos”, según declararon las víctimas. Uno es productor y locutor de Radio Bálsamo, y el otro es un líder de la juventud del municipio y corresponsal comunitario de la emisora. Lograron quitarle el celular a uno y al otro, al negarse, fue “forcejeado, tirado al suelo y golpeado por más de 3 agentes policiales de la subdelegación del municipio” relatan a Tercera Información.

Uno de los jóvenes fue llevado a las bartolinas, al momento, presentaba un fuerte golpe en la cabeza, uno en la nariz, pequeñas heridas en el rostro, moretones y raspaduras en los brazos. Esto lo atestiguaron todas las personas que se encontraban en lugar, y a pesar de ser impedidas por los agentes, intentaban intervenir y abogar por los dos jóvenes.

El otro joven comunicador de la radio comunitaria, fue liberado a base de negociación con los agentes de la policía, “se acordó que se dejaría en libertad al compañero comunicador a cambio de borrar el video tomado por él” en donde constataba la agresión.

“Y con el compromiso de que esto quede ahí, en la paredes de la subdelegación y en las piedras llenas de sangre de las calles de Comasagua, el compañero accedió, y se procedió a borrar el video que evidenciaba claramente el abuso de poder de los agentes” reza un comunicado de denuncia, lanzado por el Colectivo de Comunicadores y Estudiantes Roque Dalton (CERD), asociación que colabora con organizaciones no gubernamentales, y medios de comunicación en el país y fuera de este. Ambos jóvenes comunicadores, también pertenecían a este colectivo.

Las agresiones, tanto a los comunicadores de la comunitaria Radio Bálsamo, como a los jóvenes artistas, ya fueron denunciadas ante la Fiscalía General de la República (FGR) y la Inspectoría General de la Policía Nacional Civil. Se presentaron como pruebas a testigos y se espera que sirva también como argumento, el chequeo médico que constata las lesiones sufridas por el grupo de jóvenes.

“El acto de ese día es un total atentado a la libre expresión, es un abuso de poder por parte de los agentes, es una violación a todo tipo de derecho humano, no permitieron dialogar, consultar, todo fue agresivo, solo se llego a dar macanazos, como que si establecer el orden es sinónimo de golpizas y dar golpizas a testigos y periodistas que documentan el hecho” acotó el comunicado del CERD.

Asimismo, en el comunicado hace un llamado a las autoridades para que garanticen “la disciplina y buen servicio de los agentes” y que “investiguen a fondo este tipo de hechos” para lograr construir un cuerpo de seguridad al “servicio de la población, la institucionalidad, la justicia y el Derecho”.

Mientras tanto, la organización Hombres Contra la Violencia, El Salvador (HCLV), institución que trabaja con temas de género y masculinidades, manifestó su solidaridad con los jóvenes agredidos e hizo un llamado al gobierno salvadoreño.

“Señor presidente, no solo las pandillas y delincuentes intimidan a los salvadoreños y salvadoreñas, también su aparato represivo. Y usted dándole más armas legales ¿para reprimir a las juventudes?. Si queremos una sociedad sin violencia comencemos con la violencia estructural, la del aparato del estado. Vamos a llevar esto hasta donde tenga que llegar” aseveró Iván Jiménez, de HCLV.

El 9 de septiembre el presidente salvadoreño, Mauricio Funes sancionó la ley de proscripción de pandillas, “no nos vamos a dejar intimidar” recalcó el mandatario al aprobar esta nueva normativa, que pretende combatir la delincuencia en El Salvador.

Sin embargo, organizaciones como la Coalición Centroamericana para la Prevención de la Violencia Juvenil, advierten que este tipo de leyes estigmatiza a la juventud y la vuelve más vulnerable a la violencia, además de no ser la solución para el alto nivel de violencia en la región.

Un estudio presentado en 2008, denominado “Maras y Pandillas en Centroamérica“, por el Programa “Hacia una política pública regional en prevención de la violencia juvenil”, comprobó que la estrategia de mano dura en las leyes, sólo ha hecho recrudecer la actividad de las pandillas, convertidas ahora en mano de obra del narcotráfico y las mafias, y agentes de extorsión contra vecinos y comerciantes.

El Triángulo Norte de América Central que comprende Guatemala, El Salvador y Honduras, según Naciones Unidas en su informe difundido en junio, tiene “la mayor tasa de homicidios del mundo”, incluso por encima de México. Muchos de los asesinatos, señala el informe, cometidos por las pandillas.

Además, según el estudio presentado este año por el Centro de la Sociedad Civil para el Monitoreo y Evaluación de la Violencia, 5 jóvenes son asesinados a diario en El Salvador desde 2005 hasta agosto de 2010. Colocando a El Salvador, como el primero en toda América Latina, incluso antes de Colombia.

Este no es el primer caso de abuso policial que se reporta en El Salvador, por ello, las juventudes organizadas de este país centroamericano piden al gobierno que cese el abuso policial, así como la estigmatización de los jóvenes con pandillas y reclaman programas integrales de seguridad, que no incluyan medidas represivas que ya “han demostrado su ineficacia” en el país y la región centroamericana.


  1. You really make it seem really easy with your presentation however I in finding this matter
    to be really one thing that I think I would by no means understand.
    It kind of feels too complex and extremely large for me.
    I am taking a look ahead to your subsequent publish, I’ll attempt to get the grasp of it!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: